lunes, 5 de mayo de 2008

EDAD ANTIGUA-LA INVENCIÓN DE LA ESCRITURA.



Edad Antigua.


Hist. (4000 a.C.-476 d. C). Primera e. de la historia. Abarca desde el descubrimiento de la escritura, en Oriente, hasta la invasión de los bárbaros y la caída del imperio romano.

Fuente bibliográfica: Nuevo Océano Uno.


Diccionario Enciclopédico Color
© 2006 EDITORIAL OCEANO.



Orígenes de la escritura.-


La escritura es uno de los descubrimientos intelectuales más importantes del mundo. Desde su origen, el hombre ha sentido la necesidad de comunicarse, expresando sus ideas y sentimientos de diversas formas: el gesto (apretón de manos), las señales ópticas (fuego, humo), las señales auditivas (silbato, aplauso, lenguaje), etc. Todas ellas de valor momentáneo. La necesidad de encontrar un medio de expresar ideas y sentimientos de forma no limitada al tiempo y al espacio es lo que hace evolucionar las formas de comunicación hasta llegar a la escritura.

Cuando la gente tuvo conciencia de la importancia de la escritura, ésta se había consolidado al ser utilizada ampliamente, y nadie recordaba cómo se había originado ni su progresiva evolución. Por este motivo, las sociedades primitivas consideraban la escritura un regalo de los dioses, como consideraron igualmente otras adquisiciones fatigosas y útiles del hombre: el lenguaje, el fuego, la agricultura, la domesticación de los animales, etc.

Al principio, los signos fueron sólo dibujos de objetos, y su finalidad era referirse a esos objetos o expresar una idea fácilmente sugerida por su contemplación. Así, por ejemplo, el dibujo del disco solar podía significar el Sol, pero también la idea de día. Dos flechas con sus puntas opuestas podían sugerir la idea de guerra. Esta manera de escribir, rudimentaria y simple, es conocida con el nombre de escritura pictográfica, o sea escritura pintada.

El origen de la escritura se sitúa históricamente en Mesopotamia, en Sumer, en el cuarto milenio antes de J.C., y su aparición obedece a la necesidad de llevar la contabilidad de sacos de grano y cabezas de ganado. Allí se descubrieron las llamadas tablillas de Uruk, con escritura llamada cuneiforme, por la forma en que se realizaba, con signos en forma de cuña o triángulo (cunneus, en latín).

Un progreso fundamental consistió en procurar que los signos reflejasen los sonidos de las palabras en la lengua hablada: el fonetismo. Para ello, los egipcios utilizaron el procedimiento del jeroglífico, es decir, un pictograma que no designaba el objeto sino otro objeto cuyo nombre fuera fonéticamente similar. La escritura jeroglífica, a diferencia de la cuneiforme, más austera y geométrica, es fascinante. Está hecha con dibujos muy estilizados, cabezas humanas, pájaros, animales, plantas y flores. La propia palabra “jeroglífico” significa “escritura de los dioses”. Según los antiguos egipcios, fue el propio dios Tot el que habría creado la escritura y luego habría hecho don de ella a los hombres. Los primeros documentos con inscripciones jeroglíficas se remontan al tercer milenio a. de J.C., pero parece que la escritura apareció anteriormente.

Mientras que en el sistema sumerio las inscripciones inicialmente eran una especie de recordatorios que, poco a poco, se fueron convirtiendo en una escritura, el sistema egipcio, desde el principio, se configura como una verdadera escritura que puede expresarlo todo. Reproduce casi totalmente la lengua hablada, y transcribe tanto consejos para la agricultura, la medicina, la educación como oraciones, leyendas, el derecho y la literatura. Es una escritura muy original y compleja, formada por tres tipos de signos:
* Los pictogramas: dibujos estilizados que representan cosas y combinaciones de signos para expresar las ideas.
* Los fonogramas: los mismos dibujos u otros, pero que representan sonidos.
* Los determinativos: signos que permiten saber de qué categoría de cosas y seres se trata.

La escritura china nació hacia el segundo milenio a. de J.C. Es un caso único, pues es prácticamente la misma que la que los chinos leen y escriben hoy día. Al igual que en la escritura sumeria o egipcia los primeros signos fueron siempre dibujos, pictogramas y combinaciones de pictogramas que se fueron estilizando progresivamente. Tiene un carácter marcadamente poético. Su mayor peculiaridad consiste en que un solo sonido pronunciado puede significar varias cosas según cómo se escriba. Cada signo debe inscribirse en un cuadrado perfecto. Se compone de una clave que le da el significado y de una parte llamada fonética que da indicaciones sobre la pronunciación.

El empleo de los signos fonéticos fue el invento creador de la verdadera escritura, por que antes sólo podían representarse cosas o ideas, mientras que en adelante, con la combinación de signos fonéticos, pudieron escribirse las palabras.
Sin embargo, los sonidos representados por jeroglíficos y cuneiformes eran sonidos complejos, equivalentes a nuestras sílabas. Quedaba pues, un gran progreso que realizar: reducir el número de signos a los estrictamente indispensables para representar los sonidos más simples que puede modular la garganta humana.

Esto fue obra de los fenicios, pueblo comerciante de Oriente, que hacia el año 1.000 antes de Cristo inventó el primer alfabeto, del que, a través de griegos y romanos, deriva el nuestro. La palabra alfabeto es de origen griego, formada a partir del nombre de las dos primeras letras de su abecedario: alpha y beta.

La invención del alfabeto supuso una conmoción en el mundo de la escritura. Hasta entonces, para saber leer y escribir en cuneiforme, en jeroglíficos egipcios o caracteres chinos era necesario conocer y manejar una gran cantidad de signos, lo cual sólo era posible para una minoría que detentaba el poder. Ahora con la aparición del alfabeto se democratiza el saber, ya que con unos treinta signos se podía escribir todo.

El primer alfabeto fenicio constaba de veintisiete letras. Tuvo un móvil económico al igual que la escritura cuneiforme. Los fenicios ocupaban geográficamente lo que en la actualidad es el Líbano. No tenían tierras para cultivar y se dedicaron al comercio; ello los puso en relación con todo el mundo mediterráneo. Se enfrentaban a muchas lenguas y dialectos que no entendían y solucionaron el problema con la creación del alfabeto, que ha llegado a nuestros días con pocas variantes. De este alfabeto fenicio procede el nuestro, así como también el árabe. Era incompleto, en el sentido de que carecía de vocales, que aparecieron posteriormente inventadas por los griegos.

El alfabeto fenicio, perfeccionado por los griegos, es el alfabeto adoptado por el mundo romano, de donde pasará al resto del mundo, salvo a los pueblos eslavos que desarrollaron uno propio: el alfabeto cirílico.

El alfabeto hebreo procede del arameo, que apareció hacia el siglo VII a. de J.C. Era bastante parecido al fenicio. Posee 22 caracteres sin vocales, pero se escribe de derecha a izquierda. Tuvo gran influencia en nuestra historia, ya que en esta lengua se escribieron casi todos los libros bíblicos del Antiguo Testamento.

El alfabeto árabe, que también procede del fenicio, consta de dieciocho signos que, asociados a unos puntos, forman veintinueve letras: Se escribe y lee de derecha a izquierda y no se anotan las vocales, como en todas las escrituras de origen fenicio. Parece que las primeras inscripciones ya propiamente árabes aparecieron en el año 512-513 d. de J.C. Su nota característica es la capacidad para adoptar innumerables formas, siendo elemento decorativo esencial de las mezquitas y de los demás monumentos (arabescos). El árabe se escribe con dos modalidades, la cúfica, de tipos más rígidos, delineados y fijos que se atestigua hacia finales del siglo VII, y la násquica, forma cursiva, antecedente de la escritura árabe moderna.

Del alfabeto griego no existe una información precisa acerca de cómo se gestó, pero hay certeza de que hacia el siglo V a. de J.C. ya existía; tenía veinticuatro signos o letras. Es fundamental destacar que fueron los griegos los que crearon las vocales. Con la escritura griega apareció también una de las literaturas más ricas de todos los tiempos, en la que tienen cabida todos los géneros: poesía, teatro, narración, historia y filosofía. Nuestra cultura le debe casi todo a la civilización griega, ya que de ella proviene nuestro abecedario latino.

El alfabeto latino se creó hacia el siglo III a. de J.C. Constaba de diecinueve letras, añadiéndose mas tarde la “x” y la “y”, hacia el s. I a de J.C., en la época de Cicerón. No existe certeza sobre su origen, ya que si bien es probable que procediese de la lengua etrusca, a quienes los griegos en su expansión transmitieron su cultura, otras hipótesis mantienen que vino directamente del alfabeto griego sin tener como intermediaria a la escritura etrusca.

Los romanos escribían al estilo de los griegos, que utilizaban las mayúsculas para la piedra y las minúsculas para los demás soportes como el papiro o las tablillas de cera.
Con la creación del alfabeto latino los romanos dieron a su imperio un idioma común que ha perdurado hasta nuestros días.

En los siglos II y III d. de J.C. apareció la “nueva escritura vulgar” y también la “uncial” que se difundieron por todas las regiones de Europa donde vivían los romanos y donde se escribía el latín. Pero a partir del S. V todo este mundo cultural entró en crisis, sobre todo por la destrucción del Imperio y la creación de nuevos estados en las antiguas provincias. Esta circunstancia histórica es muy importante porque dio lugar a la creación de nuevas lenguas y escrituras nacionales.

Durante siglos, en la Europa medieval, sólo se escribió en latín. La escritura, entonces, era patrimonio exclusivo de los monjes, ya que eran muy pocos los laicos que dominaban la escritura. Desde el siglo IX ó X cada monasterio tenía su scriptorium donde se copiaban, decoraban y encuadernaban los manuscritos. Solía ser la única sala que se calentaba (calefactorio). Los monjes sólo interrumpían su tarea para rezar. Eran auténticos virtuosos, y sus trabajos verdaderas obras de arte.

A finales del siglo XII, los copistas laicos que colaboraban con los monjes se fueron organizando en talleres y en gremios. Redactaban los documentos oficiales de la nueva burguesía comerciante y también libros. Hasta entonces los libros habían sido obras de lujo que sólo iban dirigidos a una minoría: la nobleza y el clero. Ahora la burguesía iba a tener acceso a la literatura. Se creó una demanda tan grande que los artesanos no podían satisfacerla. Sólo el invento de la imprenta permitirá -desde el siglo XVI- satisfacer esta nueva necesidad.

El alfabeto cirílico: hacia el año 860 d.C. unos religiosos griegos que vivían en Constantinopla evangelizaron a los eslavos e idearon un sistema de escritura conocido como alfabeto cirílico por el nombre de uno de sus creadores, San Cirilo, apóstol de los eslavos. Procede del griego. No obstante, para reproducir determinados sonidos que existían en el eslavo se crearon algunos caracteres que no existían en griego. Las variantes del alfabeto cirílico son las escrituras que corresponden al ruso, ucraniano, serbio y búlgaro, pero no es el caso polaco, checo, eslovaco o esloveno, que se escriben en caracteres procedentes del alfabeto romano.

Soportes de la escritura


Los egipcios escribían con una pequeña caña puntiaguda, mojada en una especie de tinta que se preparaba con agua, goma y algunas sustancias vegetales que le daban el color. Usaban como papel los tallos de una caña, el papiro (de ese nombre ha derivado nuestra palabra papel), que crecía abundantemente en las orillas del Nilo.

Las inscripciones en las paredes de los monumentos y las tumbas eran, por lo general, grabadas o pintadas; los egipcios se preocupaban en tales casos de que los signos fuesen ejecutados con mucha precisión y exactitud. En cambio, cuando se escribía sobre papiro no se respetaba esa minuciosidad en el dibujo, y así se fue desarrollando un tipo de escritura popular más simple, diferente de la otra, como son diferentes, entre nosotros, la escritura a máquina y a mano.

En cuanto a la escritura china, su principal aportación fue el invento del papel que revolucionó el mundo de la escritura, ya que permitía escribir con gran rapidez. Se realizaba por maceración de los residuos de la seda. Los chinos guardaban celosamente el secreto de su fabricación. Si bien, España fue el primer país de Europa que lo conoció. Los caracteres se caligrafiaban con un pincel y tinta (tinta china); y el papel adoptaba la forma de rollo. En las imágenes aparecen estos rollos cargados a las espaldas de los peregrinos budistas que atravesaban el país.

Otro soporte fundamental para la escritura fue el pergamino. Tuvo su origen en la ciudad de Pérgamo, en Asia Menor. Durante el siglo II antes de nuestra era, Egipto se negó a proporcionar a Pérgamo, que era su rival, los papiros indispensables, por lo que los escribas tuvieron que recurrir a otro material: el cuero.

El pergamino procede de la piel de un animal, generalmente ternera, cabra, oveja o carnero. Esta se dejaba en remojo en agua durante un prolongado período de tiempo, después se le daba una lechada de cal para eliminar la epidermis, evitar que se pudriera y facilitar la eliminación del vello, que se hacía a continuación; finalmente se raspaba el tejido subcutáneo. Una vez reducida la piel a una capa fina y limpia de la dermis, se estiraba y tensaba sobre un bastidor, donde se goteaba y raspaba con cuchillas de acero pasando a continuación un trapo húmedo con agua y polvo calizo; esta operación se repetía varias veces, de modo que, a base de secar y mojar la piel tensa, se producía un reordenamiento de las fibras de colágeno que daban el aspecto característico de la trama del pergamino. Una vez quitada la piel del bastidor, se apoyaba sobre un caballete y se volvía a rascar, ahora en seco, con cuchillas de cierta curvatura, para hacerla aún más fina y flexible, luego se pulía con piedra pómez. Con las virutas que se desprendían del raspado se fabricaba la cola de pergamino, usada para teñir lana, para pinturas y para encolar papel.

La ventaja fundamental de la piel de cordero y de ternera que pueden aguantar la escritura por las dos caras. La vitela es un pergamino de calidad superior que se obtiene al tratar la piel de terneras jóvenes o recién nacidas. Tiene la cualidad de que no se “bebe” la tinta o la pintura, y conserva mejor sus colores originales; por ello las más bellas miniaturas se realizaron sobre este material.

La aparición del pergamino trajo consigo dos progresos decisivos: por una parte, permitió la utilización de la pluma de oca que ofrecía muchas más posibilidades que el pincel de caña, algo basto. Por otra parte, permitió la aparición del libro, mejor dicho, el “codex”, precursor de nuestros libros, dada la posibilidad que ofrecían los folios de poderse doblar y coser.

Finalmente, en el siglo XV aparece la imprenta, inventada por Johannes Gutemberg en la ciudad alemana de Maguncia, junto al Rin, donde imprimió en 1450 una magnífica “Biblia latina”. Con los años y diversos progresos técnicos su invento se fue perfeccionando.

Gutemberg se dio cuenta del interés de utilizar el papel, material que ya había sido empleado por los chinos anteriormente, y que, con unas pocas mejoras, se siguió utilizando.

Si bien consideramos a Gutemberg el inventor de la imprenta, lo cierto es que ya antes, en China, se había publicado en 1390 un libro impreso en caracteres metálicos móviles.

Los historiadores de la imprenta empezaron a hablar en el siglo XVII de la época incunable refiriéndose a los primeros años de su existencia, es decir, cuando la imprenta, estaba “en los tiempos de cuna”. Después se dio el calificativo de incunables a los libros que aparecieron en aquel período, hasta el final del siglo XV.

El primer país en disponer de talleres tipográficos, después de Alemania, fue Italia, con una situación económica brillante, cabeza, por un lado de la vida religiosa y, por otro, del mundo intelectual.

La imprenta llegó a España con cierto retraso por la situación periférica de la Península y por la falta de grandes universidades o rica vida urbana. Los primeros impresores fueron alemanes. En total fueron veintiséis las ciudades españolas que dispusieron de imprenta en el siglo XV, como Barcelona, Zaragoza, Valencia, Segovia, Palma de Mallorca, Murcia y otras sedes episcopales como Santiago, pequeños pueblos como Montalbán y monasterios como Montserrat.

El descubrimiento de la imprenta supuso el renacimiento del comercio del libro en Europa, desaparecido prácticamente desde la caída del Imperio Romano. Desde el principio, se reconoció que la imprenta había abaratado el libro notablemente. La oferta de libros se centraba en el tema religioso. Dentro de este grupo estaban las Biblias completas o en ediciones parciales. También los libros litúrgicos, misales,... Las obras eruditas clásicas, medie vales y contemporáneas entre ellas grandes tratados teológicos y filosóficos que se estudiaban en las universidades.


Naturalmente a medida que pasaba el tiempo, fue aumentando el número de obras originales, escritas para ser impresas.

La imprenta, tal como fue inventada por Gutemberg, no podía hacer más de 300 hojas al día, por lo cual en 1783 Didot la perfeccionó haciendo que se pudiera imprimir en grandes formatos. Y posteriormente el alemán F. Koeing en 1812 pone a punto la rotativa, compuesta por dos elementos cilíndricos, que fue decisiva para la aparición de los periódicos.


Carmen Galán, Eva Mª Jiménez.- Scriptorium, el descubrimiento de la escritura.Consejería


Educación, Com. Madrid. 2.002. Págs. 62-63

9 comentarios:

CRengifo dijo...

Los Teques, 12 Mayo 2008

El hombre en la edad antigua se esmeró por crear e ir descubriendo nuevas alternativas que dejasen en algún lugar plasmado su existencia.
Entre los años 3000 - 4000 DC una civilización surge e invade la antigua Babilonia, eran ellos los Sumerios que con su ímpetu y coraje someten a los pobladores de ese lugar hasta hacerlos rendir, y así propiciar cambios en esa cultura.
Diseñan y emplean las matemáticas y las cuentas para verificar su producción agrícola y contabilizar su progreso. Crean el primer sistema de escritura que se conoce hasta ahora, la ESCRITURA CUNEIFORME. Aunque soy de los que opinan que otras culturas que les antecedieron ya habían creado maneras de escribir (a su modo), pero que no se sabe de su existencia por el probable exterminio de seres y huellas similares para que no se supiese de ello. Para mí los egipcios con su sistema de jeroglíficos fue o es (según los estudiosos arqueólogos) lo más parecido a la cuneiforme.
Este hombre, a su modo se expresaba, sentía, creaba, difundía todo o casi todo su intelecto (con sus reservas obviamente, pero siempre en su afán de ser los primeros y los mejores.
Es así como deja huellas de su caminar y andar a través de las distintas épocas, y es esto la escritura y su sapiencia la que dejó plasmada en sistemas tan perfectos y casi imborrables (petroglifos, jeroglíficos, la cuneiforme, los antiguos papiros, el antigua testamento y paremos de contar.
Se representó a sí mismo, y a su vez representó a sus animales, a sus dioses astros, a sus mujeres, sus luchas, sus proesas, sus aciertos y desaciertos casi en pleno.
Paralelamente, surge la escritura china, única que se ha mantenido casi intanta a través de los siglos y generación en generación (que sociedad tan perfectamente conservadora en este sentido).
Todo invento conmociona al mundo de manera positiva y a veces negativa, esperemos que surjan nuevas formas y maneras antes de que sea tarde.

Carlos Rengifo. C.I. 6.873.475.
Sección 2 Educ. Integral Nocturna.

Albis R Perez dijo...

El inicio de la edad antigua es la culminación del periodo prehistórico que termina con la Cultura Pre-dinástica en Egipto, el acontecimiento de mayor importancia fue la aparición de la escritura aproximadamente a los 3500 a.C., que finaliza con la caída del Imperio Romano de Occidente en 476 d.C.
Igualmente se desarrollo toda una cultura acompañada de creencias, en la cual juega un papel influyente el caso de la salud, que partía del discernimiento; las enfermedades eran productos de espíritus malignos, lo cual conllevo al cuidado de unos a otros, es así como estos factores pasan a ser las bases de todo nuestro complejo sistema de convivencia mundial.
La primera escritura que se desarrolla se conoce como ideográfica corresponde que cada signo/símbolo representa una idea o imagen, simbolizan figuras concretas que representa una característica común a un conjunto de objetos, es decir, sigue representando ideas y no sonidos.
Los jeroglíficos eran muy flexible, y pasaron a jugar un papel importante en la escritura ya que se podían garabatearse de izquierda a derecha o de abajo hacia arriba. Un mismo signo podía usarse como pictograma, o sea representar el objeto dibujado, o como ideograma, reflejando la idea o señalando un aspecto temporal o indicando un sonido (fonograma).

Laura dijo...

Escritura: método de intercomunicación humana que se realiza por medio de signos visuales que constituyen un sistema. Un sistema de escritura puede ser completo o incompleto; es completo el que puede expresar sin ambigüedad todo lo que puede manifestar y decir una lengua determinada.
Los investigadores se ven en un difícil trance cuando tienen que interpretar ciertos símbolos encontrados en cuevas de la Era Glacial. ¿ Qué puede significar, por ejemplo, el dibujo de una mano rodeada de círculos? Realmente no se sabe. Lo que sí sabemos es que a eso no se le puede llamar aún escritura. Seríamos demasiado crédulos al creer que los moradores de las cuevas contaran con un sistema de escritura; pero no parece descabellada le idea de que contaran con una limitada forma de expresión escrita. Es por eso que a estos símbolos les llamamos protoescrituras, debido a que se encuentran en el umbral de la escritura plena. Los primeros síntomas de escritura (las protoescrituras) surgieron ante la necesidad de contar mercancías, jornaleros, ganancias; o de contar días y ciclos lunares para diseñar calendarios. Además, las protoescrituras, aunque nacieron antes que la escritura, se han mantenido conviviendo con ella a veces hasta nuestros días. Con el tiempo se tendió a simplificar la escritura y a reducir el número de signos, sobre todo los polisémicos o polifónicos, para evitar la ambigüedad, con lo que se daba el primer paso para establecer el alfabeto, en el que cada signo representa un sonido.
Es posible que la idea de escritura fuera importada por los egipcios desde Mesopotamia, a partir de la invención del cuneiforme. A partir de la escritura egipcia se desarrollaron coetáneamente a ésta dos tipos de escritura cursiva: la hierática (usada por los sacerdotes) y la demótica (de uso documental).
Los signos cuneiformes fueron también originalmente dibujos de animales y cosas, pero perdieron paulatinamente esa forma debido a que se escribían sobre pequeñas tabletas de arcilla blanda, que luego se endurecían por cocción. En ellas se grababan los signos con una especie de punzón de caña o de hueso. Al escribir de ese modo era más fácil combinar líneas rectas que trazar la curva de un contorno. Por ello, se fue simplificando el signo primitivo, reduciéndolo a una combinación de caracteres rectos, horizontales, verticales y oblicuos.
Jessica Jimenez Cartalla

angelmedinasecciontres dijo...

Nuestros antepasados en vista de la necesidad de comunicación se vieron en la obligación de crear códigos para entenderse de manera satisfactoria y de identificar con los mismos su tribu o región, primero comenzaron desarrollando sus vivencias a través de dibujos abstractos en las piedras (petrográficos) donde narraban y señalizaban lo que les había sucedido, en algunos casos y con el pasar del tiempo, en sus largas caminatas y sus continuos cambios de un lugar a otros (recordemos que eran nómadas por excelencia debido principalmente a sus necesidades) utilizaban loas mismas técnicas de comunicación dentro de las cuevas (jeroglíficos), y así lograban entenderse y de echo hasta orientarse en cierta manera. Un ejemplo de esto lo podemos encontrar en la película ( que generosamente el profesor nos facilito) 10.000 A.C, en la cual podemos encontrar este tipo de comunicación.

reina marilia dijo...

Edad Antigua: desde la aparición de la escritura hace unos 3.000 años, hasta la finalizac Cuando se inventó la escritura no se hacía como lo hacemos hoy, sino que se trazaban símbolos y dibujos sobre piedras u otros materiales. Tampoco sabía escribir mucha gente sino solamente unos pocos. Pero gracias a lo que ellos escribieron hemos podido conocer mucho sobre aquellos ti En todo el imperio se hablaba la misma lengua: el latín, que luego se ha ido transformando en las lenguas que hoy hablamos. También eran las mismas leyes las que existían para todos los habitantes de ese gran territorio.
Los romanos eran politeístas, es decir, creían en la existencia de muchos dioses a los que adoraban en sus templos respectivos. empos. ión del Imperio Romano en el año 476 después de Cristo


Reina rivas CI14.873.342 sección 2 turno nocturno

alexandra maria dijo...

Los primeros códigos de escritura aparecieron entre el V y IV milenio a.C., en Egipto, Mesopotamia y China. Parece que la escritura nació con fines prácticos –llevar las cuentas, registrar el número de objetos que se poesía, etcétera – en las ricas y pobladas ciudades de Mesopotamia, bajo la forma de pictogramas.

La escritura pictográfica (o “escritura pintada”) representa por medio de dibujos los objetos que así lo permiten, por ejemplo, el dibujo de un sol significa la palabra “sol”. Otra variante son los sistemas ideográficos que emplean la combinación de varios pictogramas para representar lo que no se puede dibujar, como las ideas y los verbos de significación abstracta. Así si se combinan los pictogramas chinos sol y árbol representan la palabra del punto cardinal Este.

Los primeros sistemas de escritura son de carácter pictográfico, ideográfico o una combinación de los dos. Entre éstos están la escritura cuneiforme de los babilonios y los asirios, la escritura jeroglífica de los egipcios, los símbolos de la escritura china, japonesa y los pictogramas de los mayas.
Alexandra Luigi Secc: 2 Edc Integral

nairoby desiree dijo...

La invención de la escritura nació de la necesidad práctica de registrar inventarios. Los primeros rastros de sumerio escrito datan del año 3100 a. de N.E. y son marcas en pequeñas tabletas de arcilla que se sujetaban como etiquetas a los objetos que nombraban. Los sumerios ricos que poseían grandes depósitos de grano y rebaños de ganado usaban tabletas grandes, inscritas con pictografías en columnas para sus cuentas.
Nairoby Manzanares

glamgirl dijo...

La Escritura
El origen de la misma se remonta al año 3500 a. C., siendo uno de los inventos más importantes y significativos de la historia, ya que fue gracias a la necesidad de contar cosas que este sistema fue desarrollándose con el transcurrir de los años, para cubrir otras necesidades de comunicación más efectiva, los signos fonéticos fueron el invento creador de la verdadera escritura, que seria la ideográfica: en la que se expresaban ideas más generales.

Con esto se ha logrado conocer acerca de la vida pasada, así como también la invención del papel que hacia más fácil el proceso de comunicación, ya que podía ser transportado a otros lugares.

Cuando se crea la imprenta, el proceso de impresión de escritos que anteriormente se hacían en laminas de bambú y luego en papiros se efectuaba de manera más rápida y eficiente. El invento de la imprenta permitió que se pudieran copiar libros en cantidades, ya que a comienzos de la época, solo las personas de gran poder adquisitivo tenían la posibilidad de adquirirlos, ya que tomaba cierto tiempo hacer la transcripción; por lo que resultaban muy costosos y que en su mayoría eran libros de carácter religioso, lo que permitió ampliar la gama de temas que podían adquirirse.

Marbelys Goncalves C.I. 14480304
Sección 2 Educ. Integral Nocturno

dayana 02 dijo...

La invención de la escritura
-La escritura diferencia a una sociedad prehistórica de una histórica. Apareció en Mesopotamia en el año 3000 antes de Cristo, aunque más tarde, en otras zonas del mundo, se crearon de manera independiente otras formas de escritura.
Los primeros códigos de escritura aparecieron entre el V y IV milenio a.C., en Egipto, Mesopotamia y China. Parece que la escritura nació con fines prácticos –llevar las cuentas, registrar el número de objetos que se poesía, etcétera – en las ricas y pobladas ciudades de Mesopotamia, bajo la forma de pictogramas.

La escritura pictográfica (o “escritura pintada”) representa por medio de dibujos los objetos que así lo permiten, por ejemplo, el dibujo de un sol significa la palabra “sol”. Otra variante son los sistemas ideográficos que emplean la combinación de varios pictogramas para representar lo que no se puede dibujar, como las ideas y los verbos de significación abstracta. Así si se combinan los pictogramas chinos sol y árbol representan la palabra del punto cardinal Este.

Los primeros sistemas de escritura son de carácter pictográfico, ideográfico o una combinación de los dos. Entre éstos están la escritura cuneiforme de los babilonios y los asirios, la escritura jeroglífica de los egipcios, los símbolos de la escritura china, japonesa y los pictogramas de los mayas.
dayana zambrano CI: 13162625
Sección 2 Nocturno